Noticias

El último avance en generación de electricidad con corrientes marinas

En el Congreso Bienal CIGRE 2011, que abordó el tema “Chile 2018: El sistema eléctrico que Chile requiere para alcanzar el desarrollo con un Suministro Eléctrico Sustentable”, ABB presentó una innovadora forma de recapturar la energía proveniente de las olas del mar. Según sus creadores, la implementación de esta tecnología tiene varias ventajas, pues no hay que comprar terrenos, no tiene impacto visual, no contamina, produce mínimo impacto ambiental, es de fácil y rápida instalación, y su energía es sustentable, entre otras variables.

Según varios de los especialistas presentes en este evento, la matriz energética que alimenta a nuestro país debe basarse en diversas fuentes energéticas. De hecho, Dr. Hugh Rudnick, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica de Chile y miembro de la Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico del Ministerio de Minería y Energía, comentó que “Chile no puede amarrarse a un solo combustible de manera masiva, ni seguir dependiente energéticamente de otros países, por lo que debemos buscar nuevas tecnologías que nos permitan ser más independientes de recursos extranjeros y más diversificados para garantizar la seguridad de suministro”.

Por esto, recomendó “desarrollar las energías renovables e ir viendo cuáles son más competitivas, y así ampliar nuestra base energética con agua, por ejemplo, que evidentemente es nuestra”.

Atrapar la energía de las olas

En este escenario, se deben considerar las diferentes fuentes de energía renovable con la que contamos como país, y aunque Chile tiene 6.435 kilómetros de longitud, poco se habla de aprovechar la energía proveniente del océano, de las corrientes marinas, de las olas. Esto puede cambiar con Oyster, que es una de las formas de generación de energía mareomotriz más atractivas que se hayan desarrollado hasta ahora.

Aprovechando las olas cercanas a la costa, el Oyster consiste en un plano articulado fijo conectado al fondo marino cerca de la costa, desde donde envía agua a alta presión a una turbina en tierra para la generación de energía. Desarrollado por la escocesa Aquamarine Power, este sistema, más fácil de instalar y mantener que otros sistemas de generación de energía a partir de las olas, ya ha ganado premios por innovaciones relativas a la energía renovable.

“La implementación de esta tecnología tiene varias ventajas, pues no hay que comprar terrenos, no tiene impacto visual, no contamina y produce un mínimo impacto ambiental. Dentro de un año puede estar funcionando, y cada Oyster demora 8 horas en instalarse. Además, las corrientes marinas son estudiadas y predecibles, su energía es sustentable, entre otras variables”, detalló Alfredo Gallegos, Gerente Comercial de las Divisiones de Potencia de ABB en Chile.

El ejecutivo agregó que los analistas de Aquamarine Power estiman un potencial de 7GW de energía basados en esta tecnología en las costas de Chile. Hoy, la escocesa se encuentra trabajando para hacer esta tecnología más económica, de manera que sea competitiva con la tecnología eólica, pero con las ventajas antes indicadas.

“Estos prototipos para generación de energía están fuertemente desarrollados a partir del año 2000, cuando despertó en el mundo un mayor interés en este tipo de tecnologías. Por esta razón, las industrias que se dedican a esto son mucho más nuevas que las eólicas, pero sin duda que van caminando y, por ello, ABB decidió ingresar a este nuevo mercado y eligió a Aquamarine Power como socio”, explicó Gallegos.

adminEl último avance en generación de electricidad con corrientes marinas